Presentación

Antecedentes

En la ciudad de Medellín, en la década de los ochenta, se presentó un desarrollo vertiginoso del trabajo clínico con pacientes que padecían enfermedades crónicas avanzadas; si bien, por aquellos años, existía un trabajo muy estructurado en al área de cuidados paliativos en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl, a cargo del Doctor Oscar Velásquez Acosta y Tiberio Álvarez Echeverri, el trabajo en equipo con participación de psicólogos comenzó en la década de los noventa; este grupo abrió un espacio para las prácticas de los estudiantes de la Universidad de Antioquia en el campo de la Psicología aplicada a la salud, específicamente en pacientes oncológicos. Parte de este equipo fue, en aquella época, la estudiante Victoria Eugenia Díaz Faciolince; quien fue una de las pioneras del trabajo clínico desde la psicología en esta ciudad, luego su especialidad sería el proceso de duelo.

Por la misma época se abrió una plaza para practicante de Psicología en la organización Medicáncer y fue Mario Alberto Ruiz Osorio, el primero en realizar sus prácticas, haciendo aportes importantes a la estructuración del programa de Psicología y de Cuidado Paliativo, hecho que le hizo merecedor de una vinculación en la organización al finalizar su carrera. La trayectoria de su vida profesional se orientó hacia la psicooncología desde la perspectiva de la psicología de orientación analítica, trabajo que ha desplegado desde 1994 en Medicáncer con el inicio de su práctica clínica.

Ambos profesionales se han dedicado al estudio de estas temáticas y a su difusión a través de publicaciones, conferencias locales, nacionales e internacionales, talleres, seminarios en diferentes universidades y cátedras en la Facultad de psicología de la Universidad de Antioquia de la cual son profesores actualmente. En el año 2005 la profesora Díaz propone el Curso Especial “Pérdidas y duelo” y en el 2007 en compañía del profesor Ruiz abren un nuevo Seminario “Clínica de la muerte y el morir”.

El paso de algunos estudiantes por estos cursos fue generando un interés particular en algunos de ellos, el que se ha materializado en la búsqueda de agencias de práctica que tengan que ver con la aplicación de la Psicología en el ámbito de la enfermedad crónica avanzada y el duelo, en la elaboración de tesis sobre esta temática y en la asistencia a eventos académicos relacionados con la misma.

En al año 2008 por solicitud de algunos estudiantes que habían estado en los cursos mencionados, el profesor Ruiz decide formar un grupo de estudio sobre el tema. Así, el 31 de julio del 2008 se hace la primera reunión a la que asisten las siguientes personas:

Carla Flórez Ruiz

Estudiante

Luisa Fernanda Rave

Estudiante

Verónica Córdoba

Estudiante

Diana Urrego Velásquez

Estudiante

Natalia Quiceno

Estudiante

David Rodríguez Zabala

Estudiante

Kendy Tatiana Angulo Rueda

Estudiante

Mónica Marín Vargas

Estudiante

Natalia Valencia Soto

Estudiante

Kelly Vargas

Estudiante

Elizabeth Muñoz

Estudiante

Mario Alberto Ruiz Osorio

Psicólogo


 Justificación

Desde la clínica médica se concibe que una enfermedad crónica tiene la particularidad de ser de larga duración, de progresión lenta y afectar de manera determinante el estilo de vida de las personas que la padecen y de sus seres cercanos. Por sus múltiples manifestaciones, estas enfermedades requieren de una atención interdisciplinaria por parte de profesionales especializados que contribuya a su manejo, especialmente cuando han avanzado hacia la última  fase de su evolución.  

 De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias, el VIH y la diabetes son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 60% de las muertes. En Colombia los datos epidemiológicos corroboran la prevalencia de éstas entre las 10 primeras causas de mortalidad. Estas cifras se constituyen en una alarma y son la prueba de que algunas de estas enfermedades se van posicionando como problemas de salud pública.

 El grupo Átropos se propone contribuir a la comprensión de este fenómeno haciendo algunos aportes desde la discusión, investigación, intervención y difusión de temáticas relacionadas con las enfermedades crónicas avanzadas, profundizando en los aspectos psíquicos y relacionales implicados en la evolución del enfermar, el morir, la muerte y el duelo por causa de una de éstas.

 La comprensión fenomenológica de las enfermedades desde la perspectiva psicosocial y a través de un proceso sistemático de investigación, permitirá conocer el impacto que en el psiquismo tiene una enfermedad crónica avanzada, los modos cómo transforma la vida del sujeto y de los otros y las consecuencias en los vínculos familiares y sociales. Esta comprensión favorecerá la definición de estrategias de intervención que podrán aplicarse en un nivel preventivo, durante el tratamiento y la evolución del padecimiento hasta su fase final. Las investigaciones desde el área de la  Psicología Clínica y de la salud podrían contribuir a que cada vez más pacientes con enfermedades crónicas avanzadas reciban una asistencia y acompañamiento que favorezcan su proceso de aceptación de la enfermedad, los cambios que ésta conlleva y la moderación de los síntomas psicológicos asociados.

 Un apoyo social adecuado puede llevar a atenuar la perturbación psíquica y relacional  que en ocasiones conlleva la enfermedad avanzada, potenciando la elaboración y resignificación de la enfermedad e incluso de la proximidad de la muerte.  Conocer las significaciones, sentidos y los referentes que poseen los enfermos en etapas avanzadas de la enfermedad, puede permitir a los profesionales influir de manera favorable en la afectación que tengan éstos y sus familiares.

 La contribución del grupo Átropos a la disciplina de la Psicología es fundamental en la medida que continua proyectando los conocimientos de la Psicología clínica y de la salud y la aplicación de éstos en el terreno de la experiencia; además favorece el interfaz con áreas del saber como la Medicina, la Enfermería, el Trabajo Social, entre otros, al aportar una fenomenología del morir y el padecer en la enfermedad crónica avanzada y unas herramientas para intervenir en forma preventiva o psicoterapéutica. 

 Con relación a los planes de la Universidad de convertirse, para el año 2016, en la principal universidad en investigación del  país  y una  de las mejores de América Latina, el grupo estará apoyando esta iniciativa y aportando al logro a través del trabajo juicioso de sus integrantes y de la incidencia en la formación de futuros investigadores. Igualmente se estará apoyando a los grupos de investigación ya conformados en temas afines al nuestro: Infección y Cáncer de la facultad de medicina, Determinantes sociales y económicos de la situación de salud y nutrición (con una línea en determinantes sociales y económicos de las enfermedades crónicas: diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer)  de la escuela de Nutrición y Dietética, el Grupo de Citología ginecológica y prevención de cáncer cérvicouterino de la Escuela de Microbiología y los grupos de investigación demografía y salud, epidemiología, gestión de políticas y salud, entre otras de la Facultad de Salud pública.

 Del mismo modo, en la formación académica y dentro de la facultad de Ciencias Sociales y Humanas es fundamental crear y mantener espacios para la discusión, la investigación y la generación del conocimiento, en los cuales, los estudiantes y profesionales puedan profundizar en las temáticas de su interés, procurándose al interior de éstos, la socialización, la discusión, la  interdisciplinariedad y  la investigación.


Metodología de trabajo

Átropos es un grupo que pertenece a la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Antioquia, Departamento de Psicología. La coordinación está a cargo de un profesional en psicología. Se efectúan reuniones quincenales, los jueves de 6 a 8pm en un espacio para reuniones que ha facilitado la Facultad.

 Durante las sesiones se plantea un plan de trabajo que consiste en designar antes de dar inicio a la reunión a una persona que realice el acta de ésta, es decir que recopile la información discutida y compartida de la misma, además de las actividades pendientes que serán realizadas en la próxima reunión. Este documento se ha concebido como una manera de historizar el trabajo del grupo.  

 El desarrollo de las reuniones tiene varios momentos: se discute el acta anterior, la que ha sido previamente enviada a cada integrante para su revisión, se dan informes sobre asuntos de interés para el grupo, se generan discusiones sobre textos previamente leídos, extrayendo conclusiones y preguntas para asentar en el acta. En muchas de las sesiones se dejan asignadas algunas tareas y pendientes que son delegados a aquel que por voluntad se propone llevar a cabo.

 Uno de los aspectos principales de esta metodología es profundizar en temáticas que de manera general han resultado importantes y requieren un estudio detallado para así dar lugar a planteamientos investigativos que puedan ser desarrollados por el grupo. Cada uno de los integrantes se compromete a asistir a las reuniones y a generar aportes que contribuyan a una mejor discusión de los temas abordados y al desarrollo de investigaciones.

En general se privilegia la construcción grupal, aún cuando hay un moderador, la palabra se entrega a los participantes para que ésta circule y favorezca la conversación y la interacción, teniendo en cuenta que la palabra de cada uno cuenta, privilegiando de esta manera la escucha atenta. Una clara muestra de esta actitud es el hecho de que el proyecto fue diseñado por los participantes durante algunas de las sesiones del grupo y a través de la asignación de tareas extra sesión.  Del mismo modo, más que un enfoque teórico único, el grupo propende por una visión amplia, en la que la posición analítica y ante el saber son los ejes fundamentales para realizar nuestras propuestas investigativas.


Integrantes actuales: