La decisión más difícil

Título original: My sister’s keeper

Director: Nick Cassavetes

País: USA

Año: 2009

La vida de la familia Fitzgerald cambia radicalmente cuando su hija Kate es diagnosticada con leucemia. En  su afán de mantenerla con vida los padres deciden tener otra hija para que sea donadora compatible con Kate. Sin embargo cuando  Anna, la hija donadora, alcanza los once años de edad tras haber sido sometida a diversos y tortuosos procedimientos y siendo requerido que done un riñón a su hermana, decide demandar a sus padres para lograr emancipación médica.

Esta película es la historia de una familia con un hijo enfermo, de cómo todos los esfuerzos y la atención giran en torno a la lucha contra enfermedad y de cómo debido justamente a esa lucha otras cosas importantes se vuelven invisibles para los cuidadores; así como de los dilemas éticos que sus decisiones llevan consigo.

La relación cuidador-enfermo interpretada en esta historia por Sara (la madre) y Kate es bastante representativa, la madre abandona su trabajo y descuida a sus otros hijos y a su esposo para estar tiempo completo al cuidado de la enferma, toda su vida y su identidad son ocupadas por el cuidado, obturando incluso el entendimiento de lo que realmente deseaba la enferma.

A Kate por su parte la vemos pasar su infancia y adolescencia en hospitales, cirugías, quimioterapias y a pesar disfrutar de cada día, descubrir el amor, la historia contada a partir de los distintos puntos de vista de los miembros de la familia y el abogado sólo nos permite saber de la perspectiva de Kate casi al final en donde la historia toma un giro significativo pero acorde a la vida de Kate.